¿Qué es el Fondo de Recuperación Europeo?

El Gobierno de España acaba de publicar la actualización de su plan de inversiones y reformas que enviará a la Comisión Europea para su aprobación antes del 30 de abril de 2021. A través del Plan de Recuperación, España tiene previsto movilizar casi 70.000 millones de euros entre 2021 y 2023 procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, principal instrumento del Next Generation EU. Además, España contará con 12.000 millones del programa React-EU.

Los Estados miembros recibirán las fondos del Next Generation EU en forma de transferencias directas y préstamos. Para acceder a los fondos, los Estados acordarán con la Comisión Europea las áreas de inversión y reforma a las que se destinarán los fondos. En diciembre de 2020, la UE aprobó el marco presupuestario 2021-2027 y la puesta en marcha del Fondo de Recuperación Europeo, por lo que si todo sigue el calendario esperado los Estados podrían recibir sus primeros desembolsos a mediados de 2021.

Las ayudas europeas se sustentan en tres pilares:

  • Instrumentos para apoyar los esfuerzos de los Estados miembros por recuperarse, reparar los daños y salir reforzados de la crisis
  • Medidas para impulsar la inversión privada y apoyar a las empresas que están sufriendo dificultades económicas
  • Refuerzos a los programas clave de la UE dedicados a extraer las enseñanzas de la crisis, trabajar en la resiliencia del mercado único para que sea más fuerte y acelerar la doble transición ecológica y digital

Actualmente, el foco está puesto en el impulso de la transformación de la economía, especialmente en los ejes de digitalización y sostenibilidad. En otras palabras, acompañar a las empresas en su modernización.

¿Cómo afecta esta ayuda a España?

El pasado 7 de octubre, el Gobierno de España presentó su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, siguiendo los criterios establecidos por la Comisión Europea. A través de este plan, España tiene previsto movilizar 72.000 millones de euros entre 2021 y 2023, un importe que supondría ejecutar, en tres años, la mitad de todos los recursos disponibles para el país a través del fondo Next Generation EU.

España será uno de los grandes beneficiados del Fondo de Recuperación Europeo, ya que podrá recibir hasta el 11% del PIB en ayudas y así, prácticamente doblar la capacidad de crecimiento del país en los próximos años. Para acelerar la llegada de los fondos europeos a la economía real, el Gobierno de España incluyó el Plan de Recuperación en los Presupuestos Generales del Estado, por lo que el aterrizaje de los fondos europeos a la economía española ya está en marcha. Además, se ha publicado un RDL de medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con el que se pretende ganar agilidad en la tramitación de los fondos europeos.

Distintas administraciones públicas han lanzado Manifestaciones de Interés para identificar empresas y proyectos en distintos ámbitos. Por otro lado, el registro para los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTEs) se abrirá antes del mes de marzo. Aún no hay convocatorias abiertas para optar a los fondos, aunque ya se conoce que estas se realizarán a través de las sedes electrónicas de los Ministerios o los mecanismos competentes.

Tipos de ayudas del Fondo de Recuperación Europeo

Los cuatro ejes sobre los que se sustente el Plan de Recuperación bautizado como «España Puede», son:

transicion_ecologica

Transición ecológica (39% del total)

Los fondos europeos permitirán acelerar los objetivos de transición ecológica establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). En este sentido, el Gobierno ha declarado que pretende alcanzar un parque de 250.000 vehículos eléctricos en 2023, la creación de 100.000 puntos de recarga, la rehabilitación de 500.000 viviendas, la transformación del sistema energético (100% renovable en 2050), así como fomentar el turismo sostenible y de calidad.

transicion_digital

Transición digital (29%)


La digitalización se convierte en un vector principal de transformación para pequeñas y medianas empresas, que representan la mayor parte del tejido empresarial español. Este eje utiliza como hoja de ruta la Agenda España Digital 2025, que incluye objetivos específicos para 2025 centrados, entre otros, en garantizar una conectividad adecuada al conjunto de la población, liderar en el despliegue del 5G; incentivar la implantación en el tejido empresarial de nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial; impulsar la digitalización del sector público y de las compañías, con foco en pymes, startups y varios sectores tractores de la economía española; y fomentar las competencias digitales de la población.

 

cohesion_social_territorial

Cohesión social y territorial

Los objetivos de este pilar son reducir los efectos de la despoblación mediante la rehabilitación de infraestructuras y conectividad, reforzar la sanidad, la educación pública y las políticas activas de empleo.

 

igualdad_genero

Igualdad de género

Pretende reducir la actual brecha de género en el mercado laboral y reforzar el sistema educativo, con especial atención a las familias más vulnerables. Se pondrán a disposición de la población 65.000 plazas de educación infantil (0-3 años).

 

Sectores que pueden acceder al Fondo de Recuperación Europeo

Todos los sectores de la economía española son susceptibles de ser beneficiarios de los fondos europeos. La cuantía de las ayudas no será necesariamente proporcional al tamaño de cada uno de los sectores ni a aquellos que hayan resultado más dañados por la COVID-19.

La construcción, las telecomunicaciones y las utilities se espera que tengan un rol vertebrador, debido a su papel relevante en un mayor número de iniciativas incluidas en el plan del Gobierno español. A su vez, estos sectores presentan actividades relacionadas y auxiliares que también se verán favorecidas por el efecto arrastre.

La construcción es una actividad prioritaria en el marco de las ayudas europeas, muy presente en los 30 proyectos tractores, debido al foco de transformación ecológica de los fondos. Asimismo, el sector tiene un efecto arrastre sobre un elevado número de pymes que trabajan en el mismo ámbito. Dentro de dicho sector, los proyectos clave serán los de rehabilitación de viviendas en términos energéticos, conservación y restauración de ecosistemas e infraestructuras dedicadas al transporte terrestre.

El sector de las utilities será un actor importante en los proyectos vinculados con la transición ecológica. En este ámbito se engloban, entre otros, aquellos relacionados con la generación de energía renovable, la movilidad eléctrica y la gestión del agua.

El sector de las telecomunicaciones resultará clave en los proyectos dirigidos a la transformación digital. Entre los más importantes destacan el despliegue de redes rápidas y ultrarrápidas (5G) y de nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial o el Internet de las Cosas, así como su importancia en el acompañamiento del proceso de digitalización de otros sectores, de las pymes y de la Administración Pública.

Además de los anteriormente mencionados, existen otros importantes sectores de la economía española que pueden ser potenciales grandes beneficiarios. Entre ellos, la automoción, el agroalimentario, el transporte, el turismo y la metalurgia.

¿Qué proyectos encajan en el Fondo de Recuperación Europeo?

Proyectos enfocados a la digitalización del negocio

Situado como un eje central para la Comisión Europea, la digitalización supone una mejora de la competitividad de la empresa y una fuente de generación de valor. Independientemente de dónde opere la empresa o el sector al que pertenezca, la transición a un modelo digital es la única forma de competir hoy en día.

Proyectos relacionados con la sostenibilidad

Otra alternativa que resulta interesante es la elaboración de un plan de sostenibilidad. El hecho de que se destinen fondos a esta causa no es mera casualidad, sino que existen tres razones:

  • La presión que comienza a ejercer la sociedad está creciendo notablemente. Ello perjudica notablemente a la imagen y ventas de aquellas organizaciones que no incorporan la sostenibilidad en su planes de negocio.
  • No sólo se destinarán fondos a esta ayuda, sino que además se aplicará una fiscalidad desventajosa a aquellas empresas que no contribuyan al motor de este cambio. Como hemos visto las ayudas van a favorecer las energías renovables, por lo que esta transición se verá favorecida.
  • Los planes que apuestan por la sostenibilidad requieren de una gran inversión económica que no suele venir acompañada de un retorno cortoplacista. Por tanto, la existencia de estos fondos impulsa la puesta en marcha y facilita su implementación.

Proyectos ligados a la recuperación del medio rural

Por último, el Fondo de Recuperación Europeo también destinará parte del presupuesto a aquellos proyectos centrados en la modernización de infraestructuras, la descentralización de las ciudades acompañada de la recuperación de la vida rural e incluso la creación de modelos descentralizados con mayor productividad y flexibilidad. El fin de estos fondos consiste en:

  • Alcanzar la igualdad de oportunidades para acceder al mercado laboral
  • Mejorar la distribución de la riqueza
  • Crear nuevos modos de vida

Cómo acceder al Fondo de Recuperación Europeo

El proceso de solicitudes para optar a las ayudas europeas se encuentra actualmente en fase de aprobación y revisión por parte de las Administraciones Públicas encargadas de la repartición. Por su parte, varios Ministerios han lanzado consultas públicas (convocatorias de manifestaciones de interés) para identificar los grandes proyectos tractores susceptibles de recibir fondos y reunir más información para diseñar las convocatorias. En los próximos trimestres se espera que comiencen a publicarse las convocatorias para acceder a las ayudas europeas para paliar las dificultades económicas sobrevenidas por la COVID-19.

Las Comunidades Autónomas serán las responsables de ejecutar más del 50% de los fondos europeos, mientas que el Estado canalizará el 40% y las administraciones locales tendrán un papel más reducido. Por este motivo, las reformas legales y administrativas que se han llevado a cabo y las que pueden tener lugar a nivel autonómico ayudarán a agilizar la recepción y la repartición de los fondos. Varias Comunidades Autónomas ya han presentado sus planes de inversiones con el fin de que éstos sean incluidos en el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno de España enviará a la Comisión Europea para su aprobación.

En Banco Sabadell estamos desarrollando planes de ayuda y acompañamiento especialmente diseñados para que las empresas estén asesoradas durante el proceso de definición del proyecto y, así, encajar con las directrices de acceso al Plan de Recuperación Europeo. El hecho de asegurar que las características del plan empresarial cumplen con las condiciones descritas anteriormente, existen más posibilidades de resultar escogidos para recibir las ayudas europeas.

 

Suscríbete