time 2 minutos

El pasado mes de julio, los líderes de los Estados europeos llegaron a un acuerdo para la creación de un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros destinados a financiar diferentes iniciativas de reactivación de la economía tras la pandemia. El Fondo otorgará a los Estados miembros préstamos (360.000 millones) y transferencias (390.000 millones) con el objetivo de impulsar planes de recuperación y reformas sobre la base de una sociedad verde, digital e inclusiva.
De esta forma, cada Estado debe elaborar un plan de recuperación y resiliencia basándose en los siguientes criterios establecidos por la Comisión Europea:

  • Dar respuesta a las recomendaciones específicas del Semestre Europeo.
  • Contribuir a la transición verde y digital.
  • Aumentar el crecimiento potencial, crear empleo y mejorar la resiliencia económica y social, poniendo énfasis en mejorar los sistemas sanitarios y mejorar la cohesión territorial.

En el caso de España, el Gobierno ha centrado su Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021-2023 en cuatro aspectos concretos:

  • Transición ecológica (37 % de los fondos)
  • Transformación digital (33 % de los fondos)
  • Cohesión social y territorial
  • Igualdad

Evaluación de la Comisión Europea

Evaluación de la Comisión Europea

El pasado 15 de octubre se abrió el plazo para que cada Estado miembro haga llegar su propuesta a la Comisión Europea. La evaluación de estas propuestas se hará en base al refuerzo del potencial de crecimiento, la creación de empleo, la resiliencia económica y social y a la transición ecológica y digital.

Por otra parte, la instrumentalización de los fondos se hará a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea, usando los siguientes criterios:

  • El 70 % de las transferencias deberán comprometerse en el periodo 2021-2022. Se tendrán en cuenta, para establecer el reparto entre países, la tasa de paro registrada entre 2015 y 2019, la población y la renta per cápita.
  • El 30 % restante deberá comprometerse antes de finales de 2023. En este caso, se analizará la caída del PIB en 2020 y la caída acumulada del PIB en 2020-2021, de nuevo la población y la renta per cápita. Todos los compromisos jurídicos (préstamos y transferencias) con el Fondo se deben alcanzar a más tardar el 31 de diciembre de 2023.
  • La CE estima que la mayor parte de las transferencias se harán efectivas entre 2022 y 2025. Los pagos finalizan el 31 de diciembre de 2026.

Si quieres conocer mejor el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021-2023 que ha creado el Gobierno de España, te lo explicamos en profundidad en este artículo